Las ganas de vivir fueron más que un cuchillazo al hígado

CAAZAPA/ Cometió el “pecado” de no entregarle la ayuda que recibe a través del Programa Tekopora a su pareja, para que éste siga tomando. Hoy está viva hasta si se quiere de milagro. Se encuentra en el Hospital Regional de Caazapá, recibiendo los auxilios correspondientes tras haber sido atacada violentamente por quien hasta ese episodio convivía con ella.MUJER

La historia tiene como protagonista a la señora Vilma Cabrera Aquino (38) quién recibe en la compañía Cerrito del distrito de Tres de mayo (Caazapá). Luego de haber cobrado una plata, esta madre de cinco hijos se dirigió hasta su hogar en dónde estaba su Diego Escobar Troche (52), su hoy expareja.
Al ver a la mujer, la intimó a que le entregue la plata para poder seguir dándole al trago, según manifestó la víctima. “Ya se encontraba ebrio” aseguró ella, y agregó que “esa plata es para salvar el mes para comprar las cosas necesarias para alimentarse”.
Esta negativa provocó la ira del hombre quien sacó un cuchillo que tenía en la cintura y le clavó en el tórax. Le produjo un corte de tan sólo 3 centímetros de ancho pero con una profundidad suficiente para atravesar el hígado. El mismo está prófugo.
Arnaldo Escobar Cabrera, hijo de la mujer, fue quien dio la vos de auxilio. Dijo que normalmente se da la ingesta de bebidas alcohólicas dentro de la casa y que las discusiones ya son folklore. Es algo que se vio en ocasiones anteriores, pero nunca hasta este nivel.
La policía utilizó su patrulla de ambulancia y la trasladó hasta el Hospital de Yuty, y posteriormente, por la gravedad del caso, debió ser trasladada hasta Caazapá. Aquí los médicos actuaron a tiempo y gracias a ello pudieron salvarle la vida.
La directora de dicho nosocomio, la doctora Mabel Aquino, precisó que gracias al rápido actuar de los hombres de blanco, la mujer aún está con vida. En medio de tanto dolor por lo que debió soportar, Doña Vilma aseguró que no perdonará a su pareja, y que no se va a convertir en un número más de esas estadísticas que llenan de miedo a las mujeres en nuestro país.