Accidente pudo acabar mal: sufrió descarga electrica

CAAZAPA/ Un obrero de 30 años que se encontraba trabajando en una construcción sufrió una fuerte descarga eléctrica pero hasta si se quiere de milagro no falleció.

La construcción se estaba desarrollando en el tercer piso quedando a la misma altura que los cables de alta tensión.
En un descuido, la regla que utilizan para levantar las paredes tocó uno de los cables y fue en ese momento que Simón Villalba Martínez oriundo de emboscada sufrió la fuerte descarga.
La corriente eléctrica le provocó serias lesiones en las manos y en la cara pero para su suerte no llegó a afectar lo de manera mortal.
La camisa que quedó totalmente quemada es evidencia de la fuerza que tuvo la descarga que recibió.
Luego de recibir los primeros auxilios correspondientes en el Hospital Regional fue derivado de urgencia hasta el Hospital del Quemado.
Según el último reporte médico dado conocer el hombre estaba estable, aunque por las características de la lesión no se aventuraron a realizar ningún pronóstico.

ambulancia