You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Loading...

La tenaz lucha de una mujer con 4 hijas especiales y un marido con derrame cerebral

BUENA VISTA – CAAZAPA. Una mujer de 62 años es la esencia de la «kuña guapa»
paraguaya. Ella lucha dia a día para mantener a sus cuatro hijas especiales y a su marido, quien sufrió un derrame cerebral.
La guerrera es Benigna Duarte, quien es pilar de esta familia con una historia que no todos podrían soportar, pero que ella sobrelleva con gran cariño, aceptando la vida que el destino puso en su camino.
Ella se las ingenia para cuidar a sus hijas con síndrome de down, Cecilia (40), Guillermina (38), Perla (37) y Mirna (35). Aparte de ellas tiene a su esposo Sinecio Martínez (67), con incapacidad de movilidad del cuerpo a causa de un derrame cerebral que sufrió tiempo atrás.
Ña Benigna no se entrega a la adversidad y el golpe emotivo que desencadena tan especial circunstancia. No tiene empleo, no tiene ingresos de dinero y se sostiene con lo que produce la tierra. Su «kokue» es su fábrica de producción de lo elemental para comer. Ella cultiva mandioca, poroto, maiz. Cría vacas, gallinas, chanchos. Tiene 62 años, pero con una fuerza juvenil hace sola todo lo que puede. Es cierto, recibe alguna que otra ayuda, pero en los momentos complicados su coraje de madre y esposa resalta para afrontar sus quebrantos, que no son pocos. Ademas, las ayudas no son tantas porque la zona esta poblada de gentes donde la pobreza es total.
Esta familia vive en Torres Cué, en el distrito de Buena Vista, departamento de Caazapá.
La vida diaria de doña Benigna es la de una heroína. Capaz que no haya otra igual que ella. Ella se las arregla para bañarle a sus cuatro hijas y al marido, para cocinar con lo poco que puede comprar con el dinero que recibe de los programas Pytyvo y Tercera edad.
Ese dinero con cinco personas que cuidar es muy poco para poder solventar los gastos del día a día. Ella dice que aveces se siente muy cansada y que no puede más, pero es ahí donde un mensaje interior le da fuerzas y renueva su esperanza, porque de ella dependen directamente 5 vidas.

LE CORTARON LA LUZ

Estuvimos con ña Benigna, no solamente viendo «la cruz que la vida le dio», sino admirando y valorando para atender a sus cuatro hijas especiales y un marido que ni ya se mueve solo.
Pero la vida desgraciada que lleva, hace poco se agravó por la inconciencia deshumana de la Ande. Todo porque le llegó una factura con una deuda de 4 millones de guaraníes.
La señora aseguró que no tiene casi nada eléctrico para usar una cantidad grande de energía que amerite ese pago.
Como no pudo saldar la deuda, su luz fue cortada.
Sus hijas especiales sufrieron en la oscuridad hasta que un técnico de la Ande se compadeció de la situación y le hizo una instalación sin medidor para la casa.
La señora es consciente que la conexión es ilegal pero la acepta porque sus hijas lloran y gritan cuando están en la oscuridad, aseguró.

AYUDA

La señora pide ayuda a la ciudadanía y las autoridades para poder recibir un aporte económico y asi poder solventar este calvario que ya suman 40 años.
El que quiera ayudar a la familia puede comunicarse a este teléfono móvil: (0976) 519 132.